Académicos y funcionarios ULS reflexionan sobre las estrategias para mejorar la atención de personas con discapacidad

Taller Diversidad
La actividad formó parte de las acciones cotempladas por el Plan de Apoyo Integral, en el marco de Inclusión y Accesibilidad Universal (Proyecto ULS 1799).
 
Uno de los temas a nivel mundial que siempre ha estado en la palestra, tiene relación con la igualdad de derechos que tenemos todos los seres humanos. En palabras simples, este concepto alude a que toda persona tiene los mismos derechos pese a su género, origen, religión, raza o condición, entre otros aspectos.
En ese sentido, en el año 2008, Chile ratificó la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, instrumento que establece determinados compromisos que velan por la plena inclusión social de las personas en situación de discapacidad, y que permitió generar diversas normativas legales en esta materia.
Éste y otros temas fueron profundizados en el Taller Online “Atención a la diversidad”, en el que participaron cerca de 50 funcionarios y académicos de la Universidad de La Serena, el cual tuvo como propósito concienciar sobre las buenas prácticas y atención a personas con discapacidad.
En la ocasión, la psicóloga del Plan de Apoyo Integral, Rosana Toro, explicó a grandes rasgos el contexto legal que hoy en día rige, tanto a nivel nacional e internacional. Además, se refirió al concepto de discapacidad y el uso correcto del lenguaje en esta temática. “La Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad reafirma la Dignidad y valía de toda Persona con Discapacidad, pone énfasis en la persona más que en su condición y se transforma en el marco jurídico contra toda discriminación o vulneración de los derechos que enfrenta este colectivo. Es por esto, que la discapacidad ya no está centrada en la persona que tiene alguna condición, sino que va estar puesta en la interacción con el entorno que impide que esa persona participe activamente en la sociedad. Es muy importante, entonces que podamos comprender que cada uno de nosotros forma parte de ese entorno que discapacita, que pone barreras a la inclusión, barreras como nuestras actitudes, que son las más difíciles de derribar”, expresó la psicóloga.
Taller Diversidad 2Respecto al uso del lenguaje, destacó que el objetivo de hacer un buen uso de éste en temas de discapacidad, tiene relación justamente con dejar atrás los estereotipos y los prejuicios que de alguna manera actúan como barreras. “Se puede decir persona con discapacidad o en situación de discapacidad y luego la condición, por ejemplo, persona con discapacidad visual o auditiva. Hay que considerar que primero somos personas y el hecho de comunicarnos mejor nos hace ser una sociedad y una Universidad más inclusiva, que es a lo que estamos apuntando todos”, agregó.
Por otro lado, la educadora diferencial, Alejandra Galleguillos, brindó algunas indicaciones de cómo dirigirse a una persona con discapacidad. Entre ellas, se refirió a “si una persona con discapacidad se presenta a realizar un trámite o consulta, siempre dirigirse a ésta y nunca a su acompañante; si es una persona con discapacidad visual, señalarle dónde está la silla; en cuanto al desplazamiento, siempre preguntarle a la persona si necesita ayuda; si es una persona con discapacidad auditiva, para iniciar la conversación se debe suavemente tocar su brazo u hombro, y hablarle de frente para facilitar la lectura labial y evitar la gesticulación excesiva, masticar chicle o taparse la boca; para una persona con discapacidad física, debemos asegurarnos sobre la accesibilidad que tenemos; no debemos mover nunca una silla de ruedas sin antes pedir permiso, porque ésta es una extensión de su cuerpo; si es una persona con discapacidad psíquica, por ejemplo Trastorno del Espectro Autista, se sugiere mantener el contacto ocular, emitir mensajes concretos y concisos”, mencionó la profesional.
Estas sugerencias permitieron tanto a funcionarios como académicos reflexionar sobre sus prácticas laborales, y compartir sus experiencias entre la comunidad.
“Abordar estas temáticas es importante y fundamental para los académicos sin preparación pedagógica, como es el caso de los ingenieros docentes. En ese aspecto, nos complementa un aspecto no considerado, como es la existencia en la sala de clases de personas diferentes”, señaló el académico Alejandro Cruzat.
Similar opinión tuvo el funcionario Elson Romero, quien afirmó que “la temática abordada me pareció sumamente interesante y a la vez enriquecedora, y la manera de tratar y entregar este tema que es delicado fue muy directa y fácil de entender. Creo que, al estar en un entorno universitario, donde nos encontramos y compartimos día a día con la diversidad, es muy importante. Y tanto como para docentes y funcionarios creo que es fundamental”.
Por su parte el académico Cristián Blanco, expresó que “el tema de la discapacidad no sólo se discute en el plano teórico y conceptual, sino también en el plano práctico y procedimental, vinculándolo directamente con la labor cotidiana y en el caso nuestro con la labor al interior de nuestras aulas de clases, lo que hace que este taller adquiera fuerza, pues no sólo nos permite derribar juicios errados frente a una temática tan importante como ésta, sino también, nos insta a aprender a cómo vincularnos e integrarnos con las personas con discapacidad, tocando aspectos y entregando consejos necesarios que nos acercan a esta realidad”.
Cabe destacar, que precisamente el rol que tiene el Plan de Apoyo Integral (Proyecto ULS 1799) es apoyar a los estudiantes quienes presentan algún tipo de discapacidad, entregar ayuda psicoeducativa, y por sobretodo contribuir a un cambio cultural en la comunidad universitaria.
 
Escrito por Daniela Ledezma, Plan de Apoyo Integral

Coordinación de Vinculación con el Medio
Dirección de Vinculación con el Medio y Extensión
Universidad de La Serena
(56 - 51) 2334722